bannerHotMexican

Caldillo durangueño clásico

Una receta de caldillo durangueño...Raramente se recomienda dejar las venas y semillas de los chiles, pero así es como se acostumbra en Durango. Este sencillo detalle, cambia por completo el sabor del platillo pues se obtiene un caldo más picoso, y para muchos, más sabroso.

  • Tiempo: 65 minutos
  • Porciones: 5
  • Dificultad: Media
  • Origen: Recetas de Caldos Mexicanos
  • 2.9/5 Rating (8 votos)
Caldillo durangueño clásico

Ingredientes

    • ½ kilogramo de aguayón, abierto
    • 2 chiles poblanos (o 2 mulatos y 2 anchos)
    • 1 tomate rojo, grande
    • 1 diente de ajo
    • 1 cucharada de cebolla picada
    • 3 cucharadas de manteca o aceite
    • Sal, al gusto
    • Pimienta, al gusto

Modo de Preparación

  1. El aguayón, convertido en una lonja delgada y extendida, se corta en tiritas y luego en cuadros pequeños.
  2. Se caliente la manteca o el aceite y se fríe la carne en crudo, se sella, con sal y pimienta.
  3. En otra cacerola se fríen el ajo, cebollas picadas y el jitomate molido (sin piel, ni semillas).
  4. Cuando esté bien refrito, se pasa a la cacerola donde está la carne.
  5. Se asan los chiles, se pelan y se les quitan las cabezas, pero en Durango, no los desvenan, ni les quitan las semillas.
  6. Se majan, con la mano, en un poco de agua y se agregan a la carne, que ya estará casi cocida.
  7. Se sazona bien con la sal, dejando que se acabe de cocer
  8. Debe quedar caldoso.
  9. En lugar de chiles poblanos, que son verdes, pueden ponerse dos chiles mulatos y dos anchos, remojados y molidos, con el ajo.
  10. En la misma forma se agregan a la carne, que ya tendrá el tomate rojo, con una  poco de agua y sal.
  11. Se acompaña con tortillitas. 

Síguenos